Posts del febrero, 2021

Limpieza de playas: Pescadores buscan reducir residuos en costa de Quintero

Botellas, bolsas, vidrio, y más residuos son arrojados en las playas diariamente. En el año 2018 el Ministerio de Medio Ambiente registró el retiro de 360 toneladas de basura de las costas chilenas, donde el 86% fue plástico. Esta problemática se sigue presentando en diferentes comunas, por lo que el Servicio de Pescadores de Ventanas (Sepeven), en colaboración con la empresa Oxiquim, iniciaron un plan de limpieza en las costas de Quintero.

Dos veces por semana se estarán realizando las actividades en el sector de El Bato, donde el objetivo es recoger los residuos que han sido arrojados en esta playa y que han afectado a sus alrededores, esperando con esto poder trabajar para crear conciencia medioambiental y cuidado de la fauna marina en la comunidad.

Desde el Sepeven mencionaron la importancia de replicar este tipo de iniciativas en diferentes partes del país. “Limpiar las playas en verano es un trabajo que debe mantener todos los años porque como nosotros vemos los efectos positivos de esto, la gente que nos vista en esta temporada también. Nos deja conformes y satisfechos que este tipo de actividades que se hayan concretado en el último tiempo y esperamos que se logren replicar en otros sectores del país, ya que hay que hacer un esfuerzo por ser mejores”. Aseguró Sergio Silva de Servicio de Pescadores de Ventanas.

“Desde la empresa estamos apuntando en la sostenibilidad de nuestra operación actuando de manera responsable con nuestro entorno y con el medio ambiente, por lo que estamos orgullosos de poder ser parte de este tipo de actividades, en donde venimos trabajando de manera conjunta desde hace varios años con la comunidad”, expresó Gustavo Birke, Gerente de Medio Ambiente y Sostenibilidad de Oxiquim.

La iniciativa se llevará a cabo en el transcurso de ocho semanas, terminado los primeros días de abril, y contará con la participación activa de los pescadores de la zona, quienes estarán presente todos los martes y jueves de cada semana.

Internet Loncura: En plena pandemia juntas de vecinos de Loncura logran disminuir brecha digital

Tras la crisis sanitaria que trajo la pandemia muchas personas han tenido que trabajar y estudiar a distancia, lo que llevó a evidenciar aún más la importancia del internet, pero también la brecha digital que existe en diferentes partes de Chile.

La comunidad de Loncura fue un ejemplo de esta situación. Luego de la llegada del Covid-19 y el robo de los equipos de computación en la junta de vecinos El Bosque de Loncura, tuvieron que posponer el sueño de una biblioteca digital e iniciar almuerzos solidarios para apoyar a los vecinos afectados por la pandemia.

Así pasaron los primeros meses de cuarentena, hasta que, en agosto del 2020, la idea de una biblioteca digital volvió a la zona. En esa fecha, se inició un plan piloto de 12 meses que buscaba instalar cinco puntos de acceso gratuito a internet en las sedes vecinales de la localidad. Las comunidades que participaron de este proyecto fueron Las Brisas; Unión y Progreso; El Bosque; San Pedro y El Estuche, a quienes se les habilitó un punto de Wifi con tecnología 4G en cada sede vecinal.

Así lo explica el tesorero de la junta de vecinos de El Bosque de Loncura, Roberto Morales (84): “Nuestra meta es poder conseguir los computadores e instalar la biblioteca, en donde las personas puedan venir a estudiar, trabajar o hasta imprimir y enviar documentos que necesiten. Además, vamos a poder dar clases para que los adultos mayores, que quieran aprender, tengan la posibilidad cerca de sus hogares”, comenta él.

Hoy todos estos sectores cuentan con zonas Wifi, y se estima que cerca de 1.250 familias en Loncura tienen acceso a la transmisión de datos durante las 24 horas, los siete días de la semana.

Roberto Morales cuenta que “cuando paso por la tarde a la sede, veo cómo la gente se instala alrededor con el celular para acceder y hablar por las diferentes redes sociales. Hay gente que viene a hacer trámites y me comentan que son vecinos contiguos por lo que tienen la señal en sus mismas casas. Estamos todos felices con el internet”, afirma el tesorero.

Nuevo canal de comunicaciones de Oxiquim con los vecinos de Quintero y Puchuncaví

Somos vecinos de dos comunas con una larga historia, con un legado y tradición, con gente cariñosa, comprometida con lo que hacen y con un entorno natural lleno de atractivos. Quintero y Puchuncaví nos han acogido desde hace muchos años y nos han permitido desarrollarnos en lo que hacemos: ser un canal de recepción, almacenamiento y distribución de insumos clave para la industria de la zona y la del país. Sus más de 35 mil habitantes son nuestros vecinos y parte de nuestra historia, y, por lo mismo, nos importa que nos conozcan, sepan qué hacemos y cómo lo hacemos.

Nos importa que conozcan nuestro trabajo, el lugar donde operamos, los impactos que tenemos en el trabajo local, en el medioambiente y el desarrollo social o comunitario.

Queremos ser un vecino más, conocernos. Ser capaces de poder ver, escuchar y valorar de manera permanente lo que cada uno de nuestros vecinos quiere decir o preguntar.
Para lograrlo, sabemos que es clave mantenernos atentos, generar los puentes para conectarnos, abrir nuestras puertas, transparentar nuestro trabajo, escuchar y sentarnos a conversar.

Nos gustaría consolidar una relación que nos permita ser reconocidos como una empresa que aporta en la zona, a través de puestos de trabajo, de la relación que tenemos con los proveedores locales, por nuestro compromiso con el medio ambiente y la sustentabilidad. Ser reconocidos porque nuestra operación es un insumo fundamental para que cientos de productos y servicios logren estar presentes en la vida cotidiana de los hogares de -precisamente- todos nuestros vecinos.

Para esto hoy queremos dar un pequeño paso e invitarlos a abrir una nueva conversación. Un nuevo espacio de conexión, un nuevo canal de comunicación que nos ayude a mantenernos en contacto, contarles lo que somos, lo que hacemos y cómo lo hacemos. Pero también para saber de ustedes, sus preguntas o inquietudes acerca de nuestro trabajo, conocer sus historias, apoyar sus emprendimientos y consolidar juntos un mejor barrio, una mejor comuna y un prometedor futuro en conjunto.

Los invitamos a revisar la primera edición del boletín Puertas Abiertas Quintero-Puchuncaví. Un espacio para conocernos y conversar.

Terminal marítimo de Quintero tendrá sistema de abatimiento de emisiones

La incorporación de esta tecnología llega de la mano con el compromiso adquirido por la empresa para dar cumplimiento al Plan de Prevención y/o Descontaminación Atmosférica (PPDA) para las comunas de Concón, Quintero y Puchuncaví.

El sistema implicará una inversión de 3 mil 600 millones de pesos para la habilitación de este sistema denominado como “Proyecto RTO” y que consiste en evitar que las emisiones de compuestos orgánicos volátiles.

“Esta es una tecnología ampliamente utilizada en Norteamérica, Europa y Asia para el control de emisiones de baja concentración. Esta tecnología es muy versátil, dado que puede ser utilizada para la destrucción de una amplia variedad de compuestos”, explican desde Oxiquim.

Respecto de los plazos, el Proyecto RTO iniciará su construcción en 2021 con la perspectiva de ser inaugurado en 2022. Esta iniciativa ambiental se suma a la habilitación de la nueva Isla de Carga para Camiones, la cual se espera que inicie sus operaciones en los primeros meses de este año.

Donaciones de productos de limpieza fortalecen a vecinos dentro de las comunidades

Las donaciones de alcohol y cloro fueron muy bien recibidas por el Cesfam Las Ventanas, y por la presidente del Consejo de Salud de la institución, Clara Castillo (69). Debido a la pandemia, el cesfam de la comunidad desinfecta continuamente los espacios y además realiza atenciones a domicilio (excepto a los contagiados de Covid-19) para evitar aglomeraciones.

En esta tarea, Clara Castillo se encarga de contactar a los vecinos para saber en qué puede ayudarles. Si requieren atención médica, envía ambulancias, enfermeros o médicos que estén de turno para que acudan a las casas de los pacientes. Además, fue la encargada de recibir las donaciones de productos de limpieza que entregó Oxiquim, dándoles la oportunidad al club de adultos mayores Brisas del Mar, donde es secretaria, para que pudieran recibir ayuda, al igual que otros vecinos de Loncura.

“Me siento feliz cuando ayudo, de verdad”, afirmó la presidenta, quien desde que trabaja en el Cesfam Las Ventanas incentiva la labor social a través de su colaboración en el Consejo. O entregando desayunos con sus compañeros en el invierno a los pacientes que van desde temprano. Sin embargo, también hace un llamado a apoyar a las localidades más retiradas: “Ir un día a donde está esa gente que necesita, donde no llega nadie para allá, los va a hacer felices. Hay viejitos que están solitos y llevarles algo así en verdad lo agradecerían mucho”, afirmó Clara Castillo.

No obstante, ella también explica que la pandemia ha presentado más trabajo para los funcionarios de la salud, ya que al tener poco personal se hace más agotador. Sobre todo, con la constante desinfección del cesfam producto de los casos de Covid-19, y discusiones entre los funcionarios y vecinos por esto último. “La gente no entiende que debe cerrarse el cesfam para la sanitización. Hay que desinfectar porque viene gente con covid, ha fallecido gente por covid”, explicó la presidenta. Por esta razón, las donaciones de las empresas han sido de gran ayuda para apoyar la labor del personal médico y demás trabajadores dentro de la comunidad.

La experiencia de adultos mayores de Loncura con ciclo de charlas virtuales

Teresa Vera Osorio (72) es dirigente de la junta de vecinos de Las Brisas de Loncura. En su rol de tesorera, está a cargo de los certificados de residencia y brindar apoyo a la comunidad. Tarea que se ha intensificado debido a la pandemia. Es por esto que la dirigente afirma que ha sido fundamental la ayuda de empresas privadas como Oxiquim, quienes han donado implementos sanitarios para el cuidado de los vecinos. Al igual que instancias de cursos y charlas con el fin de que la comunidad tenga un espacio de aprendizaje y entretención.

Sin embargo, el reto ha sido para los adultos mayores, los que han tenido que adaptarse a las clases online. Teresa Vera afirma que no quería involucrarse con la tecnología, ya que no se sentía preparada por su edad: “Me voy a confundir, no voy a aprender, pensaba yo, pero con esto del encierro estuve obligada a atreverme y eso me ha hecho crecer como persona”, aseguró con satisfacción.

Su experiencia le ha hecho ver que no están imposibilitados. Los adultos de la tercera edad son capaces de adecuarse a los avances tecnológicos. Sin embargo, entiende que a muchos les cueste atreverse a aprender, pues no están familiarizados y tampoco tienen los recursos. Algunos de ellos ni siquiera poseen un teléfono.

Aun así, cree que los cursos y charlas deben continuar ya que “ayuda para que se atrevan”, aseguró. “Aquí hay mucho adulto bien mayor que lo único que quiere es entretenerse, salir del confinamiento. Y la verdad es que todo tiene que ser online, nomás. Cuesta convencerlos, pero sí, algo hay que inventar”, dijo la dirigente. Y aseguró que las charlas han sido de gran utilidad para los asistentes. Sobre todo, para los de tercera edad, quienes han recibido cursos de salud mental o sobre los beneficios que tiene el Gobierno para ellos.

Oficina Corporativa